Terapia cognitivo- conductual: una explicación sencilla.

Home / Psicoblog / Terapia cognitivo- conductual: una explicación sencilla.

Terapia cognitivo- conductual: una explicación sencilla.

En consulta trabajamos la terapia cognitivo conductual. Comprender bien en qué consiste este modelo es fundamental para la elección del profesional que va a ayudarte y para el éxito terapeutico.

mujeres-terapia-cognitivo conductual

 

En este post te ofrecemos una explicación sencilla sobre la terapia cognitivo conductual. Esperamos que puedas comprender sus aspectos más básicos.

 

 

 

En qué consiste la terapia cognitivo conductual?

La terapia cognitivo conductual, defiende que las experiencias que vivimos se sostienen en tres pilares fundamentales:

Cognitivo:

es el significado que le otorgas a las cosas que vivimos, cómo entiendes el mundo que te rodea. Todo lo que piensas con respecto a una situación concreta: qué está pasando, que pasó antes y que creo que puede llegar a pasar. En este sentido, a la terapia le interesa qué significado tiene un hecho concreto para el paciente, más que el hecho en sí. Podemos darle a un mismo hecho significados muy diferentes.

Proponemos un ejemplo para que comprendas bien esta parte: escucho un ruido en la habitación de al lado.

  • Pensamiento A: “algo se ha caído con el viento”
  • Pensamiento B: “ha entrado un ladrón en casa”

Como puedes ver en este sencillo ejemplo, un mismo hecho (en este caso, un ruido) puede hacerte llegar a conclusiones muy diferentes, y por tanto a emociones y conductas muy diferentes.

Emocional:

son los sentimientos propiamente dichos. Alegría, tristeza, ira, estrés, ansiedad, euforia, entusiasmo…  dependen en gran medida del significado que le otorgas a las situaciones que vives y a su vez influyen en el significado que le otorgas a lo que te rodea y en tu comportamiento.

Utilizando el mismo ejemplo anterior: escucho un ruido en la habitación de al lado.

  • Pensamiento A: “algo se ha caído con el viento”à sentimiento A: indiferencia, tranquilidad….
  • Pensamiento B: “ha entrado un ladrón en casa” à sentimiento B: miedo.

Como puedes ver, una simple interpretación de las situaciones que vivimos te puede conducir a uno u otro estado emocional.

lapiz-felicidad-terapia-cognitivo conductual

En este sentido, cómo te sientes también influye en cómo interpretas la realidad que te rodea. Por ejemplo, cuando estás triste y alguien te gasta una broma puede sentarte peor que otros días. Esto sucede porque le otorgas un significado diferente al que le has atribuido en otros momentos.

De este modo, tu comportamiento también es diferente cuando estás contento que cuando tienes miedo.

Conductual:

se refiere a lo que haces, a qué comportamiento tienes ante una situación concreta. Obviamente, tu comportamiento va a estar muy relacionado con el significado que le otorgues a la situación y con cómo te sientes al respecto. No es lo mismo actuar cuando estás tranquilo que cuando estás nervioso.

Si seguimos con el ejemplo anterior: escucho un ruido en la habitación de al lado.

  • Pensamiento A: “algo se ha caído con el viento”à sentimiento A: indiferencia à conducta A: ir a recoger lo que se ha caído.
  • Pensamiento B: “ha entrado un ladrón en casa” à sentimiento B: miedo à Conducta B: quedarme paralizado, buscar ayuda…

A su vez tu comportamiento influye en cómo te sientes y en lo que piensas sobre una situación concreta. Siguiendo el mismo ejemplo:

Pienso que es un ladrón – siento miedo – me asomo para ver qué ha pasado – veo que se ha caído un objeto – me tranquilizo – voy a recoger lo que se ha caído.

Conclusiones y recursos:

En resumen, los tres elementos interactúan entre sí. Esto quiere decir que lo que piensas sobre una situación puede afectar a tus emociones (por ejemplo pienso que voy a suspender un examen y me pongo  nervioso). Del mismo modo, tus emociones pueden afectar a la interpretación que haces sobre las situaciones (por ejemplo estoy agobiado por haber suspendido un examen y pienso que también voy a suspender el siguiente).

Lógicamente todo esto también afecta a tu comportamiento. No es lo mismo estudiar para un examen pensando que estás haciendo todo lo que puedes, que estudiar pensando que vas a suspender hagas lo que hagas.

Por ello, en la terapia cognitivo conductual consideramos que es muy importante trabajar desde estos tres pilares. Analizaremos, por tanto, el significado que tienen para ti determinadas situaciones, cómo las vives a nivel emocional y qué haces al respecto.

Es posible que este vídeo aclare alguna de tus dudas.

Esperamos que este post pueda orientarte con respecto a este tema. No obstante, te animamos a que nos preguntes, pinchando aqui.

 

Recommended Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies